domingo, 23 de junio de 2013

Bizcocho tierno, tiernísimo

Este bizcocho no lo he hecho yo, me lo trajeron unas amigas cuando vinieron a tomar té a casa. Se trata de un bizcocho normal y corriente, por cierto estaba muy blandito y esponjoso.

La particularidad que tiene este delicioso bollo, que como digo estaba muy tierno y delicioso es que ¡había sido congelado! Yo no podía dar crédito, pero confío en mis amigas que no tienen por qué no decir la verdad. El bizcocho parecía recién hecho de esa misma mañana. 

Por lo visto lo habían cocinado hacía unos días y una vez enfriado lo habían congelado. Aquí os pongo la foto ¡con lo que quedó de nuestra merienda! De momento no tengo pensado hornear nada de bollería, pero la próxima vez haré la prueba y ya os contaré mi experiencia...



No hay comentarios: