domingo, 23 de diciembre de 2012

Tarta de Pocoyo con fondant de nubes


12 personas - Fácil de elaborar pero muy entretenido Aquí os presento una tarta de Pocoyo. Desde luego no es la mejor tarta del mundo, pero para ser la primera vez que trabajo con fondant no ha quedado mal. Me hacía mucha ilusión hacer esta tarta para mi hijo de 3 años porque la intenté hacer el año pasado en su segundo cumpleaños y no pude. Esta era la última oportunidad porque el año que viene le gustará otro personaje.

Este es el resultado.






Para hacer el bizcocho utilicé la receta de muffins de chocolate con pepitas de chocolate que es muy fácil. 

Para hacer el fondant de nubes utilicé una receta de youtube que podéis ver paso a paso en los siguientes enlaces. La parte 1 y la parte 2. No es difícil de hacer pero sí laborioso.

Nubes sin derretir
Nubes derretidas en el microondas
Nubes con la mitad del azúcar
Fondant nubes con casi todo el azúcar

El fondant es fácil de elaborar en general, ya que es mezclar los ingredientes y amasarlos, pero lo difícil es saber el punto en el que parar de añadir el azúcar. Me encontré con el problema de que la masa, a pesar de que aparentemente ya tenía la consistencia precisa, nunca dejaba de estar pegajosa y entonces le seguía añadiendo azúcar, pero a la vez notaba que iba perdiendo elasticidad y que la masa se rompía. Así que por fin lo guardé para utilizarlo al día siguiente.


Fondant nubes al día siguiente
Fondant estirado encima del bizcocho


Fondant teñido con color líquido


Tarta de Pocoyo terminada

Al día siguiente procedí a dar forma al fondant: Primero forrar el bizcocho de blanco. En la primera foto se aprecia que la masa quedó bastante seca por haber echado azúcar de más. No tuve demasiados problemas para estirarla, a pesar de que no era tan elástica como debiera. Para hacer la figura de Pocoyo utilicé de plantilla un dibujo de la cara. Como no tenía fondant negro para los ojos utilicé dos onzas de chocolate a las que di la forma ovalada. Para la boca tampoco hice fondant rojo, sino que utilicé una gominola con forma de tiburón recortada.


Por cierto que me sobró muchísima masa de fondant. Para evitar quedarme corta, puse bastantes nubes y por tanto mucha azúcar. (320 g. de nubes + 640 g. de azúcar glas) Y con la masa que me ha quedado podría hacer de nuevo el mismo fondo blanco y la misma figura de Pocoyo.

A mi hijo le gustó mucho su tartita de Pocoyo y le hizo mucha ilusión. ¡Objetivo conseguido! Espero que a vosotros también os guste. Muchas gracias. Carmen

No hay comentarios: